30 de abril de 2017

Cómo ser caballero en la Edad Media

La palabra "caballero" la relacionamos con un selecto grupo de guerreros que protagonizaron grandes batallas durante la Edad Media. Sin embargo, para llegar a serlo se necesitaba algo más que coraje y fuerza.

Los caballeros medievales fueron personajes de gran importancia en su época. Por ello, existen muchas historias acerca de ellos, algunas reales y otras imaginarias.

Aunque todos conocemos a los caballeros de la Edad Media por portar grandes y pesadas armaduras y por su valor a la hora de presentarse en el campo de batalla, muchoa ignoran que, para ser uno de ellos, se necesitaba carácter, disciplina y mucho dinero.

1. Para llegar a caballero hacía falta ser rico.

No cualquiera podía ser investido con tal nombramiento, ya que se requería tener la cantidad suficiente de dinero para comprar el equipamiento necesario. Además, tenía que pertenecerse a una familia noble.


2. El origen de la palabra.

El término proviene lógicamente de "caballo", pues en esa época los que iban a luchar al frente de batalla lo hacían montados sobre este animal: poseer uno era imprescindible. La palabra no se originó en la era medieval, sino que se cree que surgió en la época del Imperio Romano.


3. Ser caballeroso.

Lo que hoy conocemos como caballerosidad está estrechamente relacionado con las obligaciones de los caballeros en la Edad Media. Estos hacían un juramento por el que se comprometían a ser leales al rey o a su señor, respetar a las mujeres y a los débiles y proteger a la Iglesia católica.


4. Diferentes niveles y estatus.

No todos los guerreros medievales tenían el mismo rango. Los caballeros que luchaban bajo el mando de otros eran denominados "caballeros solteros", mientras que los que comandaban grandes grupos de soldados eran conocidos como "caballeros banneret". Para subir de rango había que demostrar logros, valentía y habilidad en la lucha. En los tiempos modernos, el título de banneret se integró en la jerarquía aristocrática: se encuentra entre caballero y barón.


5. Aún existen los caballeros.

El título de caballero sigue existiendo, aunque los de hoy no llevan pesados escudos ni grandes espadas. En Reino Unido se utiliza el título de Sir, que otorga la reina de Inglaterra.


Fuente:
* María Fernández Rei, '¿Cómo se llegaba a ser caballero?' Muy Historia nº 86, pág. 33


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.